Presentación del Presidente

Valga también este saludo y presentación como agradecimiento a todas las personas que, de manera directa o indirecta, estáis colaborando con la Fundación. “Más para quien tiene menos” es el leitmotiv que nos impulsa permanentemente a “tomar el pulso” a la sociedad en la que vivimos y en especial al mundo  de los jóvenes. Son ellos el centro de nuestras reflexiones y los protagonistas principales de nuestra intervención. En nuestro quehacer diario queremos incidir no solamente en las consecuencias que genera la exclusión social sobre diferentes colectivos con los que trabajamos, sino también en las mismas causas que generan exclusión para ir, paulatinamente, creando una sociedad más justa donde se respete la dignidad de cada persona,  todos tengamos igualdad de oportunidades y los Derechos sean algo más que una serie de principios.

El contexto prolongado de crisis económica sigue teniendo una gran incidencia sobre los más frágiles y  nos empuja a buscar nuevas respuestas a las necesidades de los jóvenes.

Es una alegría poder compartir con todos vosotros que en el año 2015 hemos podido abrir algunos proyectos nuevos:

Piso de Emancipación “Don Bosco” en Alicante.

Proyecto de Apoyo Educativo “Porta Oberta” en Burriana, en colaboración con el Centro Juvenil Salesiano Porta Oberta.

Las “Aulas Senda” de Segunda Oportunidad en Cartagena y Valencia “Somos parte” Programa de Inserción Sociolaboral.

Campamento Urbano Cartagena.

Todos estos nuevos proyectos han nacido gracias a la sensibilidad de personas que, en cada comunidad educativo-pastoral, han puesto ilusión y esfuerzo para que la atención a los más necesitados sea una opción preferente y que han sabido implicar a los diferentes ambientes de cada obra.

Junto a estos proyectos, la Fundación ha dado continuidad a otros proyectos que se van consolidando en su funcionamiento y equipos educativos: Centros de Acogida de Menores (Valencia y Burriana [Castellón]), Centros de Día “Don Bosco” y “Entre Amics” (Valencia), y Pisos de Emancipación “Magone” (1 y 2 y 3  en Valencia), y Casa Mamá Margarita (Elche), Proyecto de Apoyo Escolar en Alcoy, Campamento Urbano Elche, y colaboración en el desarrollo de los diferentes programas de la Asociación Alraso de Cartagena.

La Fundación Iniciativa Solidaria Ángel Tomás es una realidad gracias al trabajo, la ilusión y la apuesta de muchas personas: comunidades y familia salesiana, patronos, equipos educativos, socios colaboradores, simpatizantes, voluntarios, familias. Cada uno aporta algo propio que enriquece el proyecto común.

Dentro de la Fundación cada uno tiene su responsabilidad y su papel importante. El trabajo de unos se complementa con la aportación de los otros. No puede ser de otra manera. Estamos llamados a unir esfuerzos, crecer en sinergias para que nuestra acción sea cada vez más eficaz.

En estas páginas os presentamos el recorrido de los proyectos a lo largo del año 2015. Detrás de cada proyecto hay muchos nombres y rostros de personas concretas que se han podido beneficiar de un proyecto educativo-pastoral de carácter integral que quiere poner en el centro de todo a la persona. Y junto a ellos unos equipos de trabajadores y voluntarios identificados con nuestro estilo educativo propio. A todos ellos nuestro mejor reconocimiento.

 Quiero en nombre propio y en nombre de todos los que formamos esta gran familia agradecer, además,  la colaboración de todas las entidades  privadas y socios colaboradores que hacéis posible, con vuestra aportación, el desarrollo de algunos proyectos que están fuera de otras redes de ayuda. Igualmente agradecer cuantas iniciativas se han puesto en marcha desde distintas obras educativo-pastorales del ámbito geográfico donde trabaja la Fundación,  así como de los distintos grupos de la Familia Salesiana.

Las necesidades de los jóvenes y el ejercicio de sus derechos están ahí como llamada permanente a dar una respuesta. Nosotros queremos seguir respondiendo a esta realidad. Para eso nos gustaría poder contar con vuestra ayuda como hasta ahora. Hagamos nuestra, en este recién estrenado Año de la Misericordia, la llamada del Papa Francisco a superar la indiferencia globalizando la solidaridad.

Con afecto y gratitud

Juan Bosco Sancho